“Esta red busca coordinar a todas las entidades, pero lo más importante, disminuir el temor, los delitos violentos y los homicidios en estas comunas, probablemente las más vulnerables de nuestra región”, indicó el gobernador Claudio Orrego. 

Santiago, 29 de noviembre de 2022.- Debido al aumento del crimen organizado y especialmente de los delitos violentos en la zona sur de la capital, el Gobierno Regional Metropolitano dio inicio hoy a la ‘Red de Observatorios para Delitos Violentos’, iniciativa financiada por el Gore, y que busca generar políticas preventivas más eficaces y una persecución penal más efectiva en las 12 comunas que comprende la Fiscalía Regional Metropolitana Sur de Santiago. 

La iniciativa busca mejorar la planificación y otorgar herramientas para el diagnóstico, el diseño, la implementación y la evaluación de políticas públicas en seguridad ciudadana en las comunas de El Bosque, La Cisterna, La Granja, La Pintana, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, Puente Alto, San Joaquín, San Miguel, San Ramón, Pirque y San José de Maipo. Será ejecutada por Fundación Paz Ciudadana en coordinación con el Gobierno Regional, la Fiscalía Regional Metropolitana Sur, la Delegación Presidencial RM, la Subsecretaría de Prevención del Delito y los 12 municipios.   

“Sabemos que la zona sur de Santiago es una expresión de la desigualdad territorial que también incluye la seguridad. El 34% de todos los homicidios de la Región Metropolitana se concentran en estas 12 comunas, y el 60% de estos crímenes son cometidos con armas de fuego. Hay que reconocer que estas comunas son las más afectadas y las que cuentan con menos recursos. 2 millones de personas viven en la zona sur, y cerca de 8 de los 14 barrios de alta peligrosidad en Santiago se encuentran allí”, contextualizó el gobernador Claudio Orrego. 

La máxima autoridad regional agregó que en materia de delincuencia, para obtener resultados distintos, no se puede seguir haciendo más de lo mismo. “Tenemos que incorporar inteligencia en la investigación y persecución del delito. En el combate al crimen organizado nunca van a sobrar manos. Una ciudad segura requiere más control policial, pero también más coordinación y colaboración en las decisiones que los alcaldes y alcaldesas, y todas las entidades que combaten la delincuencia y el crimen organizado, están tomando en el territorio”, indicó. 

Por su parte, el director ejecutivo de Fundación Paz Ciudadana, Daniel Johnson, destacó la importancia de que los Observatorios trabajen en red. “Podemos identificar los territorios donde hay mayor riesgo de comisión de delitos, tanto como para prevenirlos, como para perseguirlos. Es un programa integral con un equipo de más de 20 profesionales, donde usaremos las mejores tecnologías que han demostrado tener los mejores resultados. Tecnología que se desarrolló en Estados Unidos, que se implementó en Italia, en Colombia, y en lugares que tienen niveles de violencia altos. Buscaremos entender las dinámicas delictuales, perseguirlas de una manera más efectiva, y prevenirlas lo más tempranamente posible”, sostuvo Johnson. 

En la misma línea, el Fiscal Regional Metropolitano Sur, Héctor Barros, dijo que después de perseguir por más de 17 años al crimen organizado, hoy la Fiscalía requiere innovación. “Hoy es importante la vinculación con el territorio y con las autoridades locales que son los alcaldes y alcaldesas de las comunas. En la Fiscalía Sur vamos a dedicar los esfuerzos en la persecución penal en las áreas que afectan a las personas, es decir, el narcotráfico, el uso de armas, y los homicidios como consecuencia de delitos violentos. Valoramos esta iniciativa que impulsa el Gobierno Regional”, complementó Barros. 

En tanto, la Delegada Presidencial de la RM, Constanza Martínez, declaró que el combate a la delincuencia debe ser un trabajo con carácter de Estado. “Los gobiernos locales son la primera respuesta para los ciudadanos cuando se trata de temas de seguridad. Hay una necesidad de urgencia y por eso estamos trabajando aceleradamente para no solo atacar los problemas del día de hoy, sino, además, para tener una perspectiva a largo plazo. Esta red de Observatorios nos dará herramientas para la acción y una mejor coordinación, pues los delitos no reconocen fronteras comunales. Debemos dejar de trabajar por separado y tenemos que ser capaces de trabajar en un todo común”, enfatizó. 

Son 12 los municipios que integrarán esta red y para los alcaldes y alcaldesas el diagnóstico es el mismo: los vecinos y vecinas tienen temor de salir de sus casas, especialmente de noche. “Somos los que convivimos diariamente con el crimen organizado, con el narcotráfico, con el porte ilegal de armas, con las balas y con los fuegos artificiales. Por eso celebramos esta instancia, porque queremos poner lo mejor de lo nuestro para sacar adelante este Observatorio”, dijo el alcalde de San Ramón, Gustavo Toro. De la misma forma, el edil de Puente Alto, Germán Codina, agregó que “valoramos de manera sentida esta iniciativa. Aunque no hay varitas mágicas contra la delincuencia, si creemos que lo más importante es que haya un trabajo interinstitucional. Yo hago un llamado a trabajar sin chaquetas ideológicas. La delincuencia nos tiene que ver trabajando más unidos que nunca”, sostuvo Codina. 

La Red de Observatorios de Delitos Violentos tendrá una duración de 2 años, beneficiará a más de 2 millones de personas y cuenta con financiamiento del Gobierno Regional por $1.172 millones. El programa será evaluado en términos de procesos, actividades, y resultados. Con ello, se podrá sistematizar información relevante para poder replicarlo a nivel de toda la Región Metropolitana.