adentro-1La iniciativa implementada en la Región Metropolitana, busca frenar la deserción escolar. Entre los resultados destaca que el 57% de los estudiantes intervenido presentó mejoras en su asistencia en lo que va del año 2016.

La recreación de una sala de clases con estudiantes ausentes fue la manera en que se explicó el importante trabajo que se ha propuesto el programa de alerta temprana de la deserción escolar “Aquí Presente”. En su segundo año de puesta en marcha, el Intendente Metropolitano, Claudio Orrego, junto a la Seremi de Educación RM, Teresa Vallespín, y el presidente de la Comisión de Educación del Consejo Regional, Marcos Aránguiz, presentaron los resultados del estudio de impacto del proyecto, realizado por la empresa Adimarck.

Actualmente en la Región Metropolitana hay cerca de 36 mil niños -de entre 6 y 18 años- con escolaridad incompleta y que no están matriculados en ningún colegio. La investigación arrojó que en 2015, el 64,4% de los estudiantes atendidos por el programa en el año 2015, mejoró la asistencia respecto a la asistencia con la que ingresó y hasta agosto del 2016, 57% de los estudiantes atendidos ha mejorado su asistencia.

El Intendente Metropolitano señaló que “la deserción escolar se ha invisibilizado y las cifras son alarmantes. Un niño que no está en la escuela o no está en el liceo está probablemente en la calle. Para nosotros la prioridad es la de intervenir tempranamente, y en vez de recargarle la mano a los docentes lo que hicimos fue sumar a estas duplas psicosociales para apoyar este trabajo en los establecimientos educacionales”, sentenció.

45 mil estudiantes son monitoreados por el programa con el apoyo de 104 profesionales que conforman 52 duplas psicosociales. Los profesionales se incorporan como duplas socio educativas trabajando jornada completa en los establecimientos beneficiarios de 49 comunas de la RM, integrándose a la comunidad escolar, trabajando directamente con los estudiantes y sus familias.

La Seremi de Educación destacó la metodología de “Aquí Presente” ya que impacta en el trabajo de red con todas las instituciones del gobierno y municipales que intervienen. “Por esta razón esperamos que ésta metodología pueda convertirse en una realidad de todas las escuelas del país”, aseguró la autoridad.

Por su parte, el consejero regional, Marcos Aránguiz, destacó el aporte que el programa hace al proceso de reforma a la educación. “Estamos seguros que no solamente de fierro y hormigón se hacen las reformas, también requieren el espíritu de trabajar junto a los profesores, junto a los apoderados y estudiantes por eso cobra vital importancia esta dupla psicosocial”.

Adimark determinó, además, que el programa logra posicionar la convivencia escolar como un concepto multidimensional que engloba 4 elementos centrales: inclusión, participación, gestión del clima escolar y promoción y resguardo de derechos. El clima escolar ha mejorado sobre todo en las situaciones de agresiones físicas, verbales y psicológicas y en situaciones de discriminación, rechazo y exclusión entre estudiantes con 58% y un 53% de las menciones respectivamente. Desde los actores de la comunidad escolar una de las cosas que más ha cambiado posterior a la implementación del programa es “la aceptación, inclusión entre estudiantes” con un 63% de las menciones.

 

Conoce la presentación de resultados estudio GFK-Adimark

[nggallery id=64]
Santiago Ciudad informadaTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Email this to someone
email
Print this page
Print